Skip to content

5 señales de que tu relación ha terminado

21 Agosto, 2020
            5 señales de que tu relación ha terminado

¡Ah el amor! Este sentimiento tan hermoso y romántico, sinónimo de felicidad y romance, también puede traernos sufrimiento, ya que no es el único responsable del éxito de la relación. Además, la relación también depende de la admiración que tenemos el uno por el otro, el carácter y las cualidades y también la forma en que me siento amado y completo.

Los problemas comienzan cuando esta admiración deja de existir y cuando me doy cuenta de que el otro ya no está completo para mí. Se siente solo e incomprendido incluso acompañado, la conocida soledad para dos. ¿Es por eso que tantas relaciones terminan a pesar de que el amor todavía existe?

Los momentos de crisis siempre existirán y se superarán porque a pesar de los problemas, todavía hay admiración, respeto y plenitud en ambos lados. En estos casos, es más probable que la relación sea rescatada, ya que los problemas se pueden hablar y ajustar para que todo siga como antes.

Pero entonces, ¿cómo saber si es un momento de crisis o si la relación ha terminado? Echa un vistazo a 5 señales que pueden ayudarte a identificar el final de una relación.

1. Poco ajuste

Con el tiempo y viviendo juntos, nos damos cuenta de que ya no caminamos lado a lado, falta de armonía con la pareja y la sensación es caminar en direcciones opuestas.

2. Falta de planes comunes

Tener metas y objetivos en común es un punto fuerte para la unidad de la pareja. Cuando los planes ya no encajan y cada uno comienza a pensar individualmente, vale la pena revisar la relación.

3. Dificultad de diálogo.

Una dificultad común para muchas parejas es poder hablar sobre cualquier tema. En tiempos de crisis no solo existe la dificultad sino también el interés en tratar de hablar. Cuando termina la relación, ya no hay un deseo de probar o un interés en querer escucharse mutuamente.

4. Vista negativa del socio

Cuando una relación termina, es difícil ver o alabar cosas positivas en la otra persona. Por lo tanto, tendemos a criticar y enojarnos por todo lo que el otro hace.

5. Falta de admiración y reconocimiento.

Estos son los puntos más importantes que indican el final, ya que en una relación buscamos recepción, comprensión, importancia y reconocimiento recíproco. Queremos admirar y ser admirados, es esta reciprocidad la que alimenta las relaciones.

¿Qué hacer cuando esto sucede?

La relación ha terminado, ¿y ahora qué? ¿Cómo salir de una relación que ha terminado? Eche un vistazo al tutorial para finalizar la relación y reequilibrarse emocionalmente después de la ruptura:

Reconocer el problema: La fase previa a cualquier separación siempre es muy delicada, porque siempre tenemos una resistencia para ver que las cosas no están bien y que tal vez no sea solo una crisis. El primer paso es reconocer que hay un problema que enfrentar.

Acepta que se acabó: La aceptación es una fase de reflexión y tristeza, ya que está marcada por el análisis de toda la historia, los sentimientos de "podría funcionar", "podría haber hecho" y muchos momentos de culpa. Pero si una relación ha llegado a su fin, depende de ambos aceptar el pasado y mirar hacia el futuro para continuar con sus vidas. Cuando todavía amas y admiras a tu pareja pero no eres recíproco, puede ser más difícil de aceptar, pero piensa que mereces a alguien que también te ama y te hace feliz.

Superar los miedos: Mirar hacia el futuro puede ser angustiante porque a menudo viene con incertidumbres y pensamientos negativos. Todos nuestros traumas, inseguridades y sentimientos de soledad y abandono que habían sido olvidados por mucho tiempo vuelven a perseguirnos como fantasmas, lo que nos da miedo de comenzar de nuevo.

Canjear autoestima: Nunca es demasiado tarde para ser felices, nuestras vidas brindan todas las oportunidades para seguir adelante en busca de lo que queremos y tener la capacidad y los recursos para hacerlo. Con eso en mente, piensa que una experiencia negativa no anula todo el bien que tienes y haces.

Piensa positivo: Aunque el proceso de separación es muy complicado, quizás este sea el paso principal para que ambos sean felices nuevamente. Fuimos creados para ser realizados, y es por eso que debemos vivir, buscando lo mejor para nuestras vidas, siempre.

Mantener la armonía con los demás: Cuando la pareja tiene hijos, es muy importante mantener el respeto para que la relación sea cordial y cortés. Es muy estresante para un niño vivir en un ambiente conflictivo con diferentes reglas. Por lo tanto, no coloque a sus hijos en el medio del conflicto y hablen respetuosamente entre ellos acerca de las reglas y los límites para que sean iguales.

Proyectando el futuro: Tener proyectos y metas en la vida para lograr ayuda a superar los momentos de tristeza, vacío y tendencia a la depresión. Nada mejor que proyectar el futuro para desconectarse del pasado.

Salir de una relación puede ser muy difícil porque decir adiós a un amor es decir adiós a ti mismo.

Entradas relacionadas: