FBC: el examen evalúa trastornos como la anemia y las infecciones.

Un conteo sanguíneo completo es un análisis de sangre para evaluar su salud general e identificar posibles trastornos, como anemia, infecciones y leucemia. El conteo sanguíneo completo simplemente se puede llamar un "conteo sanguíneo" porque no hay un conteo sanguíneo completo.

La prueba identifica varios componentes sanguíneos y muestra si están en niveles normales, como:

  • Glóbulos rojos, células transportadoras de oxígeno.
  • Glóbulos blancos, células que combaten las infecciones.
  • La hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno a los glóbulos rojos.
  • Hematocrito, porcentaje de volumen que los glóbulos rojos ocupan en la sangre.
  • Plaquetas, que ayudan en la coagulación de la sangre.
  • Conteo diferencial de glóbulos blancos
  • Volumen corpuscular promedio, que es el volumen promedio de glóbulos rojos
  • Hemoglobina corpuscular promedio, que es la cantidad de hemoglobina presente en los glóbulos rojos.
  • Concentración media de hemoglobina corpuscular, que es la concentración de hemoglobina en un glóbulo rojo.

Los resultados por encima o por debajo de lo normal pueden revelar que algunos procesos no funcionan como deberían en el cuerpo.

Cuando se solicita el examen

El recuento sanguíneo completo es el análisis de sangre de consultorio más común. Se puede hacer para diagnosticar:

  • Causas de síntomas como fatiga, debilidad, fiebre o pérdida de peso involuntaria.
  • Anemia
  • Policitemia
  • Infecciones
  • Trastornos de la sangre, como la leucemia.

El recuento sanguíneo completo también se puede usar para verificar:

  • Si el cuerpo responde bien a la radiación o al tratamiento farmacológico
  • Si los valores son saludables antes de la cirugía o el procedimiento
  • Cantidad de sangre perdida en una hemorragia.

Al evaluar las características de varias células sanguíneas, el recuento sanguíneo completo también puede ayudar a diagnosticar otras afecciones, como una alergia o asma.

Si la persona no tiene síntomas, el recuento sanguíneo completo se puede ordenar solo como un examen de rutina.

Contra indicaciones

No hay contraindicaciones expresadas para un recuento sanguíneo completo. Sin embargo, el médico puede decirle si está en condiciones de realizar la prueba o no.

Embarazada puede hacer?

No hay contraindicaciones para el recuento sanguíneo completo durante el embarazo.

Preparación de exámenes

No hay una recomendación especial para un conteo sanguíneo completo. Puede comer y beber normalmente antes y después del examen. Si la muestra de sangre se usa para pruebas adicionales, el médico le dará las recomendaciones necesarias.

Como es hecho

En un hospital o laboratorio, un profesional de la salud realiza un recuento sanguíneo completo de la siguiente manera:

  • Con el paciente sentado, una banda de goma se ata alrededor de su brazo para detener el flujo de sangre. Esto hace que las venas se ensanchen, ayudando al profesional a golpear una de ellas.
  • El profesional limpia con alcohol el área del brazo para ser penetrada por la aguja.
  • La aguja se inserta en la vena. Este procedimiento se puede hacer más de una vez, hasta que el profesional de la salud golpee la vena y pueda extraer la sangre.
  • La sangre recogida en la jeringa y colocada en un tubo.
  • Se retira el elástico y se coloca una gasa donde el profesional de la salud inserta la aguja para evitar cualquier sangrado. Él o ella pueden presionar el vendaje para detener la sangre.
  • Se coloca un vendaje en su lugar.

Duración del examen

Un recuento sanguíneo completo tarda unos minutos en completarse.

Recomendaciones posteriores al examen

No hay recomendaciones especiales después del examen. El paciente puede hacer sus actividades normalmente. Si la muestra de sangre se usa para otras pruebas que requieren ayuno, el paciente puede alimentarse después de la recolección.

Frecuencia de examen

No hay periodicidad para realizar un conteo sanguíneo completo. Todo dependerá de los consejos del médico y la presencia o ausencia de enfermedades que deben acompañarse con el examen.

Riesgos

Los riesgos involucrados en realizar un conteo sanguíneo son extremadamente raros. A lo sumo, puede haber un hematoma en el sitio donde se extrajo la sangre. En algunos casos, la vena puede inflamarse después de tomar la muestra de sangre (flebitis), pero esto se puede revertir comprimiéndola varias veces al día.

Las personas que usan medicamentos anticoagulantes o tienen problemas de coagulación pueden sufrir sangrado continuo después de la recolección. En tales casos, es importante informar al profesional de la salud sobre el problema antes de la recolección.

Resultados

Un conteo sanguíneo completo brinda información importante sobre los tipos y números de células sanguíneas, especialmente los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

Los valores pueden variar de un laboratorio a otro, así que si está dentro del rango, verifique la referencia en su examen. Además, solo el médico puede evaluar los resultados, teniendo en cuenta su salud y otros factores. Esto significa que un valor normal dentro o fuera puede tener otro significado.

El embarazo puede alterar estos valores sanguíneos. El médico hablará sobre los rangos normales durante cada trimestre de su embarazo.

Resultados anormales

Los glóbulos rojos altos o el hematocrito pueden ocurrir debido a:

  • Deshidratación
  • Enfermedad renal con alta producción de eritropoyetina.
  • Bajo nivel de oxígeno en la sangre durante mucho tiempo debido a una enfermedad cardíaca o pulmonar
  • Policitemia vera
  • Fumar

El recuento de glóbulos rojos o hematocrito por debajo de lo normal se llama anemia. Puede deberse a:

  • Anemia
  • Enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso o la artritis reumatoide.
  • Hemorragia
  • Insuficiencia de la médula ósea (p. Ej., Por radiación, infección o tumor)
  • Enfermedad renal crónica
  • Hemólisis
  • Leucemia y otros cánceres de sangre

  • Infecciones a largo plazo como la hepatitis
  • Dieta y nutrición deficientes que causan deficiencia de hierro, ácido fólico, vitamina B12 o vitamina B6
  • Mieloma múltiple

El recuento de glóbulos blancos por debajo de lo normal se llama leucopenia. Puede deberse a:

  • Enfermedades autoinmunes
  • Insuficiencia de la médula ósea
  • Enfermedad hepática o del bazo.

El recuento de glóbulos blancos normal anterior se llama leucocitosis. Puede deberse a:

  • Enfermedades infecciosas
  • Enfermedades inflamatorias
  • Leucemia
  • Estrés físico o emocional severo
  • Daño tisular (como quemaduras).

Los valores bajos de hemoglobina pueden deberse a:

  • Anemia (varios tipos)
  • Pérdida de sangre

¿Qué puede afectar el resultado de la prueba?

Factores que pueden afectar los resultados del conteo sanguíneo o evitar que sean evaluados:

  • Medicamentos que pueden reducir los niveles de plaquetas.
  • Recuento muy alto de glóbulos blancos o niveles altos de triglicéridos. Estos pueden causar valores de hemoglobina falsamente elevados.
  • Tener un bulto o una masa en el bazo que puede causar un recuento bajo de plaquetas o un recuento bajo de glóbulos blancos. Un bazo agrandado puede ser causado por ciertos tipos de cáncer.
  • Embarazo, que generalmente muestra valores más bajos de glóbulos rojos y glóbulos blancos más altos.

Referencias

LabTestsOnline: sitio web diseñado para ayudar a los pacientes y cuidadores a comprender las numerosas pruebas de laboratorio que los médicos pueden ordenar. El sitio es producido por AACC, una organización científica y médica profesional global dedicada a la ciencia del laboratorio clínico y su aplicación a la atención médica.

MedlinePlus – Enciclopedia médica del Instituto Nacional de Salud de EE. UU., Basada en la Biblioteca Nacional de Medicina. Proporciona información sobre enfermedades, afecciones y problemas de bienestar.

Mayo Clinic: una organización sin fines de lucro en los Estados Unidos que reúne contenido sobre enfermedades, síntomas, exámenes médicos, medicamentos y más.

Entradas relacionadas: