Herpes simple: qué es, síntomas y tratamientos

Visión general

¿Qué es el herpes simple?

El herpes simple es una infección viral común y contagiosa, generalmente notada por llagas en la boca o en el área genital (como el pene y la vagina). Sin embargo, también puede ser asintomático y afectar a los bebés. También llamado "herpes simple", puede ser una ETS (enfermedad de transmisión sexual), pero su contagio no ocurre solo a través de las relaciones sexuales.

El herpes simple se origina a partir de virus que ya están presentes en nuestro cuerpo, y se clasifican en dos tipos: herpes tipo 1 (HSV – 1) y herpes tipo 2 (HSV – 2).

El herpes tipo 1 se transmite principalmente por contacto oral, causando llagas y pequeñas ampollas alrededor de los labios o en la cavidad interna de la boca.

El herpes tipo 2 es una infección de transmisión sexual que causa heridas y ampollas en la región genital.

Población de herpes

Aunque no existe cura (solo tratamientos), el herpes simple es una enfermedad muy común.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que 3.700 millones de personas menores de 50 años tienen herpes tipo 1.

Para el herpes tipo 2, se estima que 417 millones de personas tienen el virus en el torrente sanguíneo.

Tipos

Virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1)

El herpes tipo 1 es el nombre popular asociado con la enfermedad por el virus del herpes simple tipo 1. Generalmente se asocia con infecciones de los labios, la boca y la cara.

Después de todo, HSV1 a menudo causa llagas en estas regiones, como herpes labial o infección ocular (especialmente en la conjuntiva y la córnea). También puede provocar una infección en el revestimiento del cerebro (meningoencefalitis).

Este es el virus del herpes simple más común y muchas personas tienen el primer contacto con él en la infancia. Se puede transmitir por contacto con saliva infectada.

¿Cómo se contrae el herpes tipo 1?

Así se transmite el virus del herpes tipo 1

¿Cómo se contrae el herpes tipo 1?

Los expertos señalan las formas más comunes de transmisión del herpes tipo 1. Son:

Beso

Besarse es una de las principales formas de transmisión del herpes simple. Durante el beso hay intercambio de saliva y el virus del herpes se puede transmitir a través de él.

Es importante destacar que el virus del herpes no tiene que estar activo para que ocurra la transmisión, es decir, no debe haber una herida visible para contaminar a una persona.

La mayoría de las personas contraen herpes simple a través de besos en la cara cuando bebes y niños; y el virus no se manifiesta externamente con heridas.

Sexo oral

El virus del herpes tipo 1 también se puede transmitir por sexo oral, incluso si el contacto es genital-oral. Por lo tanto, el virus del herpes simple se transmitirá al área genital, causando herpes genital. Las partes infectadas pueden ser: pene, escroto, muslos, uretra, vagina, vulva, cuello uterino, glúteos, boca y glúteos. ano.

Uso compartido de utensilios.

Si a menudo comparte cubiertos o cristalería, tenga en cuenta que esto puede ser riesgoso y una fuente fácil de infección por herpes.

El virus del herpes simple puede alojarse en la superficie de la piel, alrededor de la boca, los labios y la cavidad oral para quienes comparten los mismos utensilios.

Herpes tipo 2

El herpes tipo 2 generalmente se transmite a través del sexo, causando picazón, ampollas o incluso úlceras y llagas genitales.

Sin embargo, algunas personas con HSV-2 no muestran signos (latencia).

La infección cruzada del virus del herpes tipos 1 y 2 puede ocurrir si hay contacto oral-genital. Es decir, uno puede contraer herpes genital en la boca o herpes oral en el área genital.

¿Cómo se contrae el virus del herpes tipo 2?

Así se transmite el virus del herpes tipo 2.

Relaciones sexuales

El virus del herpes tipo 2 es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por contacto sexual sin protección. Esto se debe a que el virus puede concentrarse en el semen, las secreciones vaginales y la saliva.

Mira nuestro video sobre enfermedades de transmisión sexual, incluida la explicación del herpes:

Es más difícil infectarse con el virus del herpes tipo 2 al compartir objetos. La razón es que este virus no puede sobrevivir mucho tiempo fuera del cuerpo. Por lo tanto, la mayor parte de su transmisión ocurre a través del intercambio de fluidos.

Transmisión vertical

Puede suceder que durante el embarazo la madre transmita el virus del herpes simple al bebé. Existen diferentes estudios que muestran que la contaminación puede ocurrir en el útero cerca del parto o después del parto. La mayoría de los casos ocurren cerca del parto. Por eso es importante cuidar su salud durante el embarazo y asistir a todas las citas prenatales.

Este tipo de transmisión puede ocurrir al nacer si la madre tiene el virus del herpes activo. Este tipo de transmisión puede ocurrir más fácilmente si la madre es muy joven. La razón es que las personas muy jóvenes tienen una menor cantidad de anticuerpos que pueden combatir el herpes. Por eso es importante cuidar su salud durante el embarazo y asistir a todas las citas prenatales.

Transmisión al nacer

Este tipo de transmisión puede ocurrir al nacer si la madre tiene el virus del herpes activo. Este tipo de transmisión puede ocurrir más fácilmente si la madre es muy joven. La razón es que las personas muy jóvenes tienen una menor cantidad de anticuerpos que pueden combatir el herpes. Por eso es importante cuidar su salud durante el embarazo y asistir a todas las citas prenatales.

Síntomas

Síntomas del herpes simple

Herpes tipo 1

Muy a menudo, la infección por el virus del herpes simple es asintomática. Entonces, la mayoría de las personas que tienen el virus del herpes tipo 1 no saben que están infectadas.

El herpes labial se conoce comúnmente como "herpes labial". Es decir: las personas infectadas a menudo experimentan una sensación de hormigueo, picazón o ardor en la boca antes de la aparición de llagas. Después de la infección inicial, pueden aparecer periódicamente ampollas o úlceras; y la frecuencia de recurrencias varía de persona a persona.

Sin embargo, los médicos comentan los síntomas más comunes del herpes:

  • Pequeñas ampollas, aftas o úlceras generalmente en la boca, labios, encías o genitales.
  • Ganglios linfáticos agrandados en el cuello o la ingle (generalmente solo en el momento inicial de la infección)
  • Boca herpes
  • Fiebre, especialmente durante el primer episodio de infección.

  • Las lesiones genitales o incluso orales pueden comenzar con una sensación de ardor u hormigueo.

Síntomas del herpes tipo 2

A menudo, al igual que el herpes tipo 1, las personas no saben que estaban infectadas con el virus del herpes genital, porque es común que la enfermedad no muestre signos. Pero puede suceder, en ciertos casos, que la persona experimente algunos síntomas característicos como:

  • Dolores e irritaciones que ocurren de dos a diez días después de la infección.
  • Manchas rojas y pequeñas ampollas blanquecinas que generalmente aparecen días después de la infección.
  • Úlceras genitales que incluso pueden sangrar y causar dolor al orinar.
  • Exfoliaciones que se forman cuando las úlceras sanan.

Visión general

Causas

La transmisión del virus del herpes simple es principalmente a través del contacto directo entre personas, incluso si no hay una lesión activa. A su vez, puede existir infección a través de objetos, pero es menos común.

El herpes simple es causado por los virus del herpes humano (HSV-1 y HSV-2), que pueden volverse latentes y no manifestarse. Sin embargo, cuando se manifiestan, las causas principales se enumeran a continuación:

Saliva

El herpes tipo 1 se transmite a través del contacto con saliva infectada. Esto puede ocurrir al besar y compartir utensilios como cubiertos y vasos.

Es de destacar que no solo los besos con la lengua pueden causar herpes, sino también los besos en las caras. Los casos de bebés con heridas de herpes simple son comunes, especialmente después de recibir besos de alguien que ni siquiera sabía que estaban infectados con el virus.

Relaciones sexuales

HSV-2, herpes tipo 2, está asociado con el contagio con una persona infectada a través de las relaciones sexuales, causando el llamado herpes genital en la boca o herpes oral en el área genital.

Transmisión vertical: de madre a bebé.

El virus del herpes también se puede transmitir de madre a bebé durante el embarazo, durante el parto y después del parto.

En el caso de la transmisión vertical, la madre transmite el virus del herpes simple al bebé por contaminación intrauterina cerca del momento del parto o después del parto. La mayoría de los casos ocurren cerca del parto. Por lo tanto, es importante cuidar la salud durante el embarazo y asistir a todas las citas prenatales.

Transmisión al nacer

Este tipo de transmisión del herpes de madre a bebé puede ocurrir al nacer si la madre tiene el virus del herpes activo, especialmente si la madre es muy joven.

La razón es que las personas muy jóvenes tienen menos anticuerpos que pueden combatir el herpes.

Siempre consulte con su ginecólogo y obstetra durante el embarazo para minimizar los riesgos para usted y su bebé.

Tratamiento y cuidado

Factores de riesgo

La probabilidad de infección por HSV-1 en la infancia es mayor entre aquellos que viven en condiciones de higiene y salud más pobres. Ya los adultos adquieren cierta resistencia contra este tipo de virus, especialmente si se manifiesta previamente.

HSV-2, por otro lado, se transmite sexualmente, lo que constituye una enfermedad de transmisión sexual (ETS). En este caso, los adultos tienen más probabilidades de adquirirlo que los niños.

En ambos casos, el contacto con una persona infectada aumenta enormemente el riesgo de contagio. Además, factores como el trauma, el estrés, la exposición prolongada al sol y la menstruación favorecen la aparición del herpes.

¿El herpes simple es curable?

El herpes simple no tiene cura ya que se origina a partir de virus presentes en el cuerpo humano. Sin embargo, los tratamientos ayudan en la desaparición de los síntomas.

Las lesiones de herpes oral o genital generalmente desaparecen por sí solas durante 7 a 10 días. La infección puede empeorar y durar más en personas que padecen una enfermedad que debilita el sistema inmunitario.

Una vez que ocurre la infección, el virus del herpes se propaga a las células nerviosas y permanece en el cuerpo por el resto de su vida. Puede reaparecer de vez en cuando y causar síntomas o brotes de herpes.

Las recurrencias pueden deberse a la luz solar excesiva, fiebre, estrés, enfermedades agudas y medicamentos o enfermedades que debilitan el sistema inmunitario (cáncer, VIH / SIDA o uso de corticosteroides, por ejemplo).

Tratamiento de herpes simple

Algunos casos de herpes son leves y solo necesitan tratamientos tópicos. Es decir, medicamentos que se aplican directamente sobre la piel y / o por vía oral.

Pero las personas que tienen brotes graves o prolongados (especialmente si es el primer episodio de infección), tienen un sistema inmunitario o tienen una recurrencia frecuente, pueden necesitar usar medicamentos antivirales, ya sea por vía oral o intravenosa.

Los pacientes con recurrencias graves o frecuentes de herpes oral o genital pueden optar por continuar con los medicamentos antivirales para reducir la frecuencia y la gravedad de estas recurrencias.

Diagnóstico y pruebas

Diagnóstico de herpes simple

Los médicos a menudo pueden detectar una infección por el virus del herpes simplemente a través de la observación clínica, prestando especial atención a las heridas.

Si las heridas han sido frecuentes y dolorosas, busque atención médica inmediata de inmediato. Luego, se recomienda un seguimiento con un infectólogo.

  • HSV Antibody Blood Tests (serología)
  • Prueba de anticuerpos fluorescentes directos de células extraídas de una lesión.
  • Cultivo viral de la lesión.

Si tiene síntomas externos (como ardor, hormigueo, llagas, manchas y / o ampollas), debe consultar a un dermatólogo. Si los signos se manifiestan en los genitales, consulte a un ginecólogo (mujeres) o urólogo (hombres).

Buscando ayuda médica

Obtenga atención médica si tiene síntomas similares a la infección por herpes. Hay muchas enfermedades diferentes que pueden causar lesiones similares, especialmente en la región genital. Por lo tanto, consultar con un experto es extremadamente importante.

Si tiene antecedentes de infección por herpes y desarrolla lesiones similares, informe a un médico si no mejoran en 7 a 10 días; o si tiene una enfermedad que debilita el sistema inmunitario.

En la cita con el doctor

Las especialidades que pueden diagnosticar el herpes simple incluyen:

  • Clinica Medica
  • Enfermedad infecciosa
  • Inmunología
  • Dermatologia
  • Urología
  • Ginecologia

Estar preparado para la cita puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Lista con todos los síntomas y cuánto tiempo aparecieron
  • Historial médico, incluidas otras afecciones que pueda tener el paciente y medicamentos o suplementos que toma regularmente

Es probable que su médico le haga una serie de preguntas, como:

  • ¿Alguna vez le han diagnosticado el virus del herpes?
  • ¿Has adoptado conductas de riesgo recientemente, como tener relaciones sexuales sin condón?
  • ¿Cuándo aparecieron los síntomas?
  • ¿Qué tan intensos son tus síntomas?
  • ¿Alguna vez le han diagnosticado alguna otra afección médica? Cual?

Tratamiento y cuidado

Medicamentos para el herpes simple

Los medicamentos más utilizados para tratar el herpes simple son:

  • Aciclovir
  • Ezopen (tableta)
  • Ezopen (polvo liofilizado)
  • Penvir

Solo un médico puede decirle qué medicamento es el adecuado para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Siempre siga estrictamente las instrucciones de su médico y NUNCA se automedique.

No deje de usar su medicamento sin consultar primero a un médico, y si lo toma más de una vez o en cantidades mucho mayores de lo recetado, siga las instrucciones en el prospecto.

Diagnóstico y pruebas

Exámenes

Los médicos pueden ordenar algunas pruebas para confirmar la detección del herpes simple, como:

  • HSV Antibody Blood Tests (serología)
  • Prueba de anticuerpos fluorescentes directos de células extraídas de una lesión.
  • Cultivo viral de la lesión.

Vivir (pronóstico)

Vivir / Pronóstico

Siga estrictamente el consejo médico y siga las instrucciones de tratamiento. Además, siempre trate de lavarse las manos y evite tocar las lesiones características del herpes simple.

Protéjase de las enfermedades de transmisión sexual (ETS), como el herpes, usando condones durante las relaciones sexuales. Para aquellos que están infectados, el uso del condón es aún más fundamental, evitando así el contagio a la pareja.

Posibles complicaciones

Aunque no es una enfermedad grave, el herpes simple no tratado puede provocar algunas complicaciones de salud como:

  • Erupción variceliforme (herpes extendido por toda la piel)
  • Encefalitis
  • Infección ocular
  • Infección traqueal
  • Meningitis
  • Neumonía
  • Infección severa prolongada en individuos inmunodeprimidos

Prevención

Prevención

Es difícil prevenir la infección por herpes simple, ya que el virus puede propagarse incluso a personas que no tienen síntomas de un brote activo. Sin embargo, algunos comportamientos pueden ayudar a la prevención:

Profilaxis del herpes

  • Evite el contacto directo con una lesión abierta.
  • Evite el contacto sexual mientras haya lesiones activas para usted o su pareja.
  • Use un condón durante las relaciones sexuales.
  • Evite el contacto (como besarse) con recién nacidos o niños con eczema.
  • Evite el contacto con personas con enfermedades autoinmunes.

Para minimizar el riesgo de infectar a los recién nacidos, se recomienda la cesárea para las mujeres embarazadas que tienen una infección activa de herpes al nacer.

Referencias

Revisado por: Dr. Vitor Reis, dermatólogo y miembro de la Sociedad Brasileña de Dermatología – CRM: 27767

Ministerio de Salud

Sociedad Brasileña de Dermatología

Hospital israelí Albert Einstein

Entradas relacionadas: