Histerectomía: cirugía de extracción de útero

¿Qué es?

La histerectomía es la extracción del útero, generalmente realizada por un ginecólogo. Varias razones pueden llevar a una mujer a recurrir a la intervención, como los fibromas, el cáncer cervical y otros. La histerectomía es un recurso utilizado no solo en casos avanzados de cáncer, sino también como medida preventiva.

Para comprender la histerectomía, primero hablemos un poco sobre el útero. Pesa unos 90 gramos y cabe en él unos 5 ml de líquido, y al final del embarazo pesa más de 1 kg, con capacidad para almacenar más de cinco litros. Se fija a la altura del cuello uterino, sobresaliendo en la vagina.

Después de la apendicectomía (extirpación del apéndice), la histerectomía es la segunda cirugía más realizada en el mundo. En Brasil, se estima que 20-30% de las mujeres se someterán a esta intervención en la sexta década de la vida, aproximadamente 200,000 casos por año. En los Estados Unidos, este número es de alrededor de 600,000 por año.

Tipos

Dependiendo del motivo de la histerectomía, el cirujano puede optar por extirpar todo o parte del útero. En una histerectomía supracervial o subtotal, un cirujano extirpa solo la parte superior del útero, manteniendo el cuello uterino en su lugar. La histerectomía total extirpa todo el útero y el cuello uterino.

En una histerectomía radical, un cirujano extirpa todo el útero, los tejidos y los ligamentos al lado del útero y la parte superior de la vagina. La histerectomía radical generalmente solo se realiza cuando hay cáncer, especialmente el del cuello uterino. Dependiendo, los ovarios también se pueden extirpar al mismo tiempo quirúrgico que una histerectomía, que se llama pan histerectomía.

La asociación de la histerectomía radical con la extracción de ovarios, trompas de Falopio, vagina superior y disección del ganglio pélvico, generalmente realizada por la aparición de cáncer ginecológico, se llama Cirugía de Wertheim-Meigs.

útero - Foto: Getty Images

El procedimiento se puede realizar de varias maneras:

Histerectomía abdominal

En este procedimiento, se realiza un corte en la región del abdomen, a través del cual el cirujano extirpa el útero de la paciente. Aproximadamente el 65% de las histerectomías se realizan utilizando este procedimiento en todo el mundo.

Histerectomía vaginal

Es un procedimiento quirúrgico para extraer el útero a través de la vagina. Durante una histerectomía vaginal, el cirujano separa el útero de los ovarios, las trompas de Falopio y la parte superior de la vagina, así como también lo separa de los vasos sanguíneos y el tejido conectivo que lo sostiene. Luego se extrae el útero a través de la vagina.

La histerectomía vaginal implica menos tiempo en el hospital, menor costo y una recuperación más rápida que la histerectomía abdominal, que requiere una incisión en la parte inferior del abdomen. Sin embargo, si su útero está agrandado, la histerectomía vaginal puede no ser posible.

Histerectomía laparoscópica

Realizado por laparoscopia, es decir, el cirujano inserta un tubo muy delgado a través de pequeños cortes realizados en el abdomen del paciente. Mediante una cámara y una fuente de luz (óptica) instalada en el extremo de este tubo, el médico realiza la cirugía visualizando el interior de la cavidad abdominal a través de una pantalla de video.

La histerectomía laparoscópica también puede ser vaginal. En este procedimiento, el cirujano realiza la operación mediante laparoscopia vaginal, insertando el mismo tubo delgado en la vagina de la paciente.

La extracción del útero se puede realizar mediante una técnica llamada morcelación, en la cual el útero se extrae mediante fragmentos o a través de la vagina de la paciente, como si fuera una histerectomía vaginal. El cierre de la vagina ocurre por visión laparoscópica, sirviendo la ruta vaginal solo como un medio de extracción del útero.

Histerectomía robótica

Es exactamente lo mismo que la histerectomía laparoscópica, excepto con un sistema moderno donde los robots hacen todo el trabajo. En este caso, el cirujano sigue todo el procedimiento a través de una cámara que ofrece imágenes tridimensionales de la histerectomía.

Indicaciones

  • Fibromas: si tiene fibromas muy grandes, es posible que necesite una histerectomía abdominal
  • Endometriosis: la mayoría de las mujeres con endometriosis realizan histerectomía abdominal, pero es posible la histerectomía vaginal.
  • Cáncer ginecológico: si tiene cáncer de útero, cuello uterino, endometrio u ovarios, su médico puede recomendarle una histerectomía para tratarlo. Muy a menudo, se realiza una histerectomía abdominal durante el tratamiento del cáncer de ovario, pero la histerectomía vaginal puede ser apropiada para mujeres con cáncer de cuello uterino o cáncer de endometrio.
  • Prolapso uterino: la extirpación del útero y la reparación de la relajación pélvica pueden aliviar estos síntomas. En este caso, se puede realizar una histerectomía vaginal y abdominal.
  • Sangrado vaginal anormal: en este caso, se puede realizar una histerectomía vaginal y abdominal.
  • Dolor pélvico crónico: si tiene dolor pélvico crónico claramente causado por una afección uterina, la histerectomía puede ayudar, pero solo como último recurso.

Para la mayoría de estas afecciones, la histerectomía es solo una de varias opciones de tratamiento. Puede considerar la histerectomía solo cuando los medicamentos y procedimientos ginecológicos menos invasivos hayan fallado.

Contra indicaciones

No hay contraindicaciones expresas para la histerectomía. Sin embargo, algunos pacientes pueden no ser referidos para cirugía por razones individualizadas, lo que debe discutirse con el equipo médico.

¿Qué médico realiza la cirugía?

La histerectomía subtotal o total y la pan histerectomía deben ser realizadas preferiblemente por un cirujano ginecólogo, pero los cirujanos generales, siempre que estén calificados, pueden realizar este tipo de cirugía. Las histerectomías radicales, indicadas debido a algún tipo de cáncer, generalmente son realizadas por cirujanos oncológicos.

Tipos de anestesia

Discuta el tipo de anestesia que tendrá con su médico. Es posible que prefiera la anestesia general, que lo deja inconsciente durante la cirugía, pero la anestesia regional, también llamada bloqueo espinal o epidural, puede ser una opción. Si tiene una histerectomía vaginal, la anestesia regional bloqueará la sensación en la mitad inferior de su cuerpo.

Exámenes requeridos

Antes de la cirugía, puede hacerse algunas pruebas:

  • Papanicolaou para células cervicales anormales o cáncer cervical
  • Biopsia endometrial, que detecta el revestimiento anormal del útero o el cáncer de endometrio.
  • Ecografía pélvica, que puede mostrar el tamaño de los fibromas uterinos, pólipos endometriales o quistes ováricos.

Además, se ordenarán otras pruebas preoperatorias estándar, como los exámenes cardiológicos.

Preparación de la cirugía

Es normal sentirse ansioso por hacerse una histerectomía. Esto es lo que puede hacer para prepararse:

Recopilar información

Antes de la cirugía, obtenga toda la información que necesita para sentirse seguro al respecto. Haga preguntas a su médico y cirujano. Obtenga más información sobre el procedimiento, incluidos todos los pasos involucrados, si eso lo hace sentir más cómodo.

Siga las instrucciones de medicación

Averigüe si debe cambiar su rutina habitual de medicamentos en los días previos a su histerectomía. Asegúrese de informar a su médico sobre cualquier medicamento, suplemento dietético y preparaciones a base de hierbas que esté tomando.

Buscar ayuda

Aunque es probable que se recupere más pronto después de una histerectomía vaginal que después de una histerectomía abdominal, aún se requerirá un tiempo de recuperación. Pídale a alguien que lo ayude en casa durante la primera semana más o menos.

Como se hace

Durante la histerectomía, generalmente recibirá anestesia general. Si usted y su médico lo prefieren, es posible que reciba un bloqueo espinal (anestesia regional) junto con un medicamento anestésico que lo haga sentir somnoliento. Es posible que le inserten un catéter urinario en la uretra para vaciar la vejiga. Un miembro del equipo quirúrgico limpiará el área con una solución estéril antes de la cirugía. Inmediatamente antes de la cirugía, también recibirá antibióticos por vía intravenosa para minimizar el riesgo de infección después del procedimiento.

Histerectomía vaginal

En la histerectomía vaginal estándar, el cirujano hace una incisión dentro de la vagina para llegar al útero. Usando instrumentos largos y delgados, el cirujano engrapa los vasos sanguíneos uterinos y separa su útero del tejido conectivo, los ovarios y las trompas de Falopio. Se extrae el útero a través de la abertura vaginal y se utilizan suturas absorbibles para controlar el sangrado dentro de la pelvis.

Excepto en casos de aumento del volumen uterino por fibromas, por ejemplo, el cirujano puede cortar el órgano agrandado en trozos más pequeños y extraerlo en secciones.

Siempre existe el riesgo de que la endometriosis severa o las adherencias pélvicas (tiras de tejido con forma de cicatriz que se forman entre dos superficies dentro del cuerpo que las unen) obliguen al cirujano a cambiar de histerectomía vaginal a histerectomía abdominal durante la cirugía. Pregunta por esta posibilidad.

Histerectomía laparoscópica o robótica

Si tiene una histerectomía asistida laparoscópica o una histerectomía robótica, el cirujano podrá extirpar el útero mirando sus órganos pélvicos a través de un laparoscopio. Un laparoscopio es un tubo delgado con una cámara y una fuente de luz en su punta que muestra imágenes del interior del útero en una pantalla en la sala de operaciones.

El cirujano realiza la mayor parte del procedimiento haciendo pequeñas incisiones abdominales e insertando instrumentos quirúrgicos largos y delgados a través de ellas. Con estos instrumentos y con la ayuda de imágenes laparoscópicas, el cirujano extirpa el útero a través de una incisión en su vagina.

La histerectomía laparoscópica robótica se realiza de la misma manera que la histerectomía laparoscópica normal; la diferencia es que son robots que insertan los instrumentos en las incisiones abdominales y realizan el procedimiento mientras el cirujano monitorea todo a través de la pantalla. Estas cirugías pueden recomendarse si tiene adherencias pélvicas de cirugías anteriores o debido a endometriosis.

Estas cirugías pueden recomendarse si tiene adherencias pélvicas de cirugías anteriores o como consecuencia de endometriosis.

Histerectomía abdominal

No hay contraindicaciones expresas para la histerectomía. Sin embargo, algunos pacientes pueden no ser referidos para cirugía por razones individualizadas, lo que debe discutirse con el equipo médico.

Para realizar la histerectomía abdominal, el cirujano realiza un corte (incisión) en su abdomen usando uno de dos enfoques:

  • Incisión vertical que comienza en el medio de su abdomen y se extiende desde justo debajo de su ombligo hasta justo encima de su hueso púbico
  • Incisión horizontal en la línea del bikini, que está aproximadamente a una pulgada por encima del hueso púbico.

El tipo de incisión depende de muchos factores, incluido el motivo de su histerectomía, la necesidad de explorar la parte superior del abdomen, el tamaño de su útero y la presencia de cicatrices de cirugías abdominales previas. Por ejemplo, las histerectomías realizadas para endometriosis, fibromas grandes y cánceres ginecológicos se realizan principalmente mediante una incisión vertical.

Después de realizar el corte, el cirujano separa el útero de los ovarios, las trompas de Falopio y la parte superior de la vagina, así como los vasos sanguíneos y el tejido conectivo que lo sostienen. El cuello uterino generalmente se extirpa (histerectomía total) pero se puede dejar en su lugar (histerectomía parcial). Si es necesario, el cirujano puede extraer otros órganos pélvicos como los ovarios y las trompas de Falopio.

¿Cómo es la recuperación del paciente?

Después de la histerectomía vaginal, estará en una sala de recuperación durante unas horas y en el hospital durante uno o dos días, posiblemente más. Tomarás medicamentos para aliviar el dolor y prevenir infecciones. El equipo de salud lo alentará a levantarse y moverse tan pronto como pueda. Es normal tener flujo y sangrado durante varios días o semanas después de una histerectomía, por lo que deberá usar toallas sanitarias.

Después de una histerectomía, ya no puede quedar embarazada. Si no le extirparon los ovarios y aún tuvo su período antes de la cirugía, continuarán produciendo hormonas y óvulos hasta que llegue a la menopausia. Puede experimentar síntomas como sequedad vaginal y sofocos; su médico puede recomendarle tratamiento para estos síntomas si es necesario.

La histerectomía altera permanentemente algunos aspectos de su vida. Por ejemplo:

  • No tendrá períodos menstruales.
  • La mayoría de las veces, sentirá alivio de los síntomas que han requerido la cirugía.
  • No podrás quedar embarazada
  • Si se extirpan los ovarios, comenzará la menopausia inmediatamente después de la cirugía.
  • Si tuvo una histerectomía antes de la menopausia y mantuvo sus ovarios, la menopausia puede llegar temprano
  • Si ha tenido una histerectomía parcial, el cuello uterino permanece en su lugar, por lo que aún está en riesgo de cáncer cervical. Tendrá que seguir haciéndose pruebas de Papanicolaou regularmente.

Es probable que otras partes de su vida continúen normales o que mejoren debido al tratamiento que le ha proporcionado su histerectomía. Algunos ejemplos:

  • Si tuvo una buena vida sexual antes de la histerectomía, sus posibilidades de quedarse después son altas. Algunas mujeres aún pueden experimentar más placer sexual después de la histerectomía, ya que la cirugía puede aliviar algunos síntomas, como dolor y sangrado.
  • Aliviar los síntomas puede mejorar significativamente su calidad de vida.

Por otro lado, puede sentir una sensación de pérdida después de la histerectomía. Las mujeres premenopáusicas que se han sometido a una histerectomía para tratar el cáncer ginecológico pueden experimentar dolor y posiblemente depresión debido a la pérdida de fertilidad. Si la tristeza o los sentimientos negativos comienzan a interferir con su calidad de vida, hable con un médico.

Cuidados postoperatorios

La recuperación después de la histerectomía vaginal es más corta y menos dolorosa que una histerectomía abdominal. La recuperación completa puede tomar de tres a cuatro semanas. Incluso si siente que ha vuelto a la normalidad, no levante nada pesado (más de 9 kg) ni tenga relaciones sexuales vaginales dentro de las seis semanas posteriores a la cirugía. Comuníquese con su médico si su dolor empeora o si desarrolla náuseas, vómitos o sangrado más graves que su período menstrual.

Puede sentir una sensación de pérdida y dolor después de la histerectomía, lo cual es normal. O puede sufrir depresión relacionada con la pérdida de su fertilidad, especialmente si es joven y espera un futuro embarazo. Si la tristeza o los sentimientos negativos comienzan a interferir con su rutina, hable con un médico.

Duración del procedimiento.

La histerectomía dura en promedio dos horas y se puede realizar en más o menos tiempo, según las complicaciones.

Duración de la estancia

Después de la histerectomía, debe permanecer en el hospital durante un mínimo de uno o dos días, tal vez más, hasta que se complete la recuperación.

Complicaciones y riesgos

El útero se encuentra entre la vejiga y el intestino, por lo que la cirugía puede aumentar el riesgo de daño a estas estructuras, especialmente cuando hay enfermedades como fibromas, endometriosis, cáncer y adherencias pélvicas. Los riesgos quirúrgicos son mayores en mujeres obesas, con diabetes o presión arterial alta. Se estima que ocurre de una a dos muertes por cada 1,000 cirugías.

Aunque la histerectomía vaginal generalmente es segura, cualquier cirugía tiene riesgos. En el caso de dicho procedimiento, los riesgos pueden ser:

  • Sangrado abundante
  • Coágulos de sangre en las piernas o los pulmones.
  • Infección
  • Daño a los órganos adyacentes.
  • Reacciones adversas a la anestesia.

Costo de la cirugía

La histerectomía puede ser realizada por el SUS y a través de planes de salud.

Referencias

Viviane Lopes, ginecóloga y obstetra de la Femme Laboratório da Mulher. Máster en Obstetricia en UNIFESP, posee el título de Ultrasonografía en Ginecología y Obstetricia y Medicina Fetal por FEBRASGO / CBR / AMB – CRM SP 105166

Entradas relacionadas: