Skip to content

Microfisioterapia: qué es, para qué sirve y beneficios

9 Mayo, 2021
            Microfisioterapia: qué es, para qué sirve y beneficios

La microfisioterapia es una técnica de terapia manual que tiene como objetivo tratar la causa de la enfermedad y no solo sus síntomas. Esto es posible porque nuestro cuerpo tiene su propia memoria, que se construye a través de micromovimientos imperceptibles de nuestros órganos y células. Con este recuerdo, podemos identificar los motivos de la pérdida de vitalidad y descubrir la causa o el trauma que explica el origen de las enfermedades y los diversos síntomas que dificultan la calidad de vida.

En la microfisioterapia, los toques en la piel hacen que el cuerpo diferencie todo trauma experimentado, ya sea físico o emocional. Lo que sucede es que sin la estimulación del tacto de la microfisioterapia, el cuerpo no sabe qué debe eliminarse exactamente y qué debe hacerse para borrar la memoria celular.

El fisioterapeuta especialista busca ubicar puntos en el cuerpo del paciente donde se pierde energía vital. La sensación de los micro movimientos del cuerpo guía al terapeuta a seguir el camino tomado por la agresión y a activar el proceso de autocuración.

Beneficios de la microfisioterapia

Los beneficios que brinda la microfisioterapia son muchos, entre ellos:

  • Mejora del estado emocional.
  • Manejo del dolor
  • Estimulación del sistema inmunitario
  • Identificación de la causa principal de un síntoma o enfermedad.
  • Promoción de la salud
  • Prevención de enfermedades

Enfermedades que pueden mejorarse con microfisioterapia

Muchos de los problemas de salud pueden encontrar una posibilidad de mejora con la microfisioterapia que se puede aplicar a cualquier edad, desde recién nacidos hasta jóvenes y viejos, con o sin necesidades especiales.

A continuación hay una lista de enfermedades que se pueden mejorar con tratamiento:

  • Sindrome del PANICO
  • Depresión bipolar y común
  • Alergias en general
  • Dolor fisico
  • Trauma físico
  • Trauma emocional
  • Rinitas
  • Artritis
  • Problemas de presión
  • Problemas respiratórios
  • Fibromialgia
  • Ansiedad
  • Fobias
  • Problemas escolares
  • Falta de atención y concentración.
  • Hiperactividad
  • Agresividad

A partir de ahí, a través de actos que simulan a escala micro el origen del trauma, se estimulan los mecanismos de autocorrección en su cuerpo. De esta manera, se restablece el equilibrio del cuerpo y se restaura la vitalidad de los tejidos corporales afectados por el trauma. Muchos pacientes con antecedentes de rinitis, psoriasis, dermatitis de contacto, asma y bronquitis se han beneficiado de la microterapia.

¿Cómo funciona la sesión?

Para un síntoma dado, se requieren un máximo de tres a cuatro sesiones. Por lo general, una sesión es suficiente para un buen resultado. La segunda sesión puede realizarse dependiendo de cómo se desarrolle la primera y si el terapeuta lo considera necesario o si el paciente todavía tiene quejas.

Las sesiones deben espaciarse de tres semanas a un mes para que el cuerpo pueda desarrollar naturalmente su trabajo de autocuración. Finalmente, si el problema es agudo, se pueden indicar dos sesiones consecutivas. Después de cada proceso de tratamiento realizado, es conveniente tener una sesión por año para el mantenimiento. El paciente también puede realizar sesiones cada seis meses para el control o si experimenta síntomas agudos.

La primera parte del trabajo es una investigación micropalpatoria, que permite detectar la causa responsable del síntoma informado de la llamada cicatriz patológica. La segunda parte es identificar el síntoma causado por la cicatriz. El terapeuta mantiene su mano en la causa (cicatriz) e investiga con la otra mano la consecuencia (el síntoma), recorriendo la línea media del cuerpo buscando el nivel afectado. Una vez que se establece el nivel, la búsqueda sigue la línea cruzada de este nivel.

Una vez que se identifica y localiza la cicatriz, el cuerpo es estimulado para desencadenar el proceso de autocuración casi instantáneamente. Un diálogo directo con la memoria tisular de la persona se promueve mediante palpación, sin ningún otro apoyo. El mecanismo de autocorrección se obtiene así en adultos, bebés y niños.

No es necesario desvestirse para realizar el tratamiento. La ropa no interfiere con la efectividad del proceso. Sin embargo, la ropa ligera está indicada para las sesiones.

¿Qué pasa después de la sesión?

El trabajo de autocuración que el cuerpo desarrolla después de la sesión puede causar un ligero cansancio durante uno o dos días. Por lo tanto, se indica que el paciente descansa después de la sesión, no realiza esfuerzos físicos innecesarios, no conduce durante mucho tiempo, etc.

Para reducir el cansancio y ayudar al proceso, es aconsejable beber de 1,5 a 2 litros de agua al día los días posteriores a la sesión para facilitar el trabajo de cicatrización.

Aunque es poco común, pueden aparecer otros síntomas, como diarrea, vómitos, aumento del dolor, fiebre, crisis emocional o enojo por uno o dos días. Todo esto sucede debido a la liberación de los recuerdos ofensivos. Luego, el paciente debe descansar y dejar que el sistema inmunitario haga su trabajo con la menor interferencia de drogas posible, sin olvidar beber demasiada agua.

Contra indicaciones

Todos pueden sentir los micromovementos del cuerpo, pero se requiere un conocimiento profundo de la anatomía humana para realizar un buen tratamiento. Por lo tanto, el Centro de entrenamiento de microfisioterapia solo admite fisioterapeutas en sus cursos. Antes de ser un microfisioterapeuta, un fisioterapeuta es principalmente un profesional de la salud con un título estatal. En Brasil, solo los fisioterapeutas pueden actuar.

Entradas relacionadas: