Skip to content

Náuseas y vómitos: tratamientos y causas

9 Junio, 2021
            Fiebre amarilla: síntomas, transmisión y vacuna.

Visión general

¿Qué son las náuseas y los vómitos?

Las náuseas y los vómitos son síntomas muy comunes que pueden ser causados ​​por una amplia gama de afecciones. El vómito es un reflejo incontrolable que expulsa el contenido del estómago a través de la boca. Náuseas es el término utilizado para describir la sensación de que vomitará, pero no es el vómito en sí mismo, ni significa que seguramente vomitará.

Ambos síntomas son muy comunes y pueden ser causados ​​por una amplia variedad de factores. Ocurren en niños y adultos, aunque son más comunes en mujeres embarazadas y pacientes sometidas a tratamientos contra el cáncer.

Por lo general, el vómito es inofensivo, pero puede ser un signo de una enfermedad más grave. Algunos ejemplos de enfermedades graves que pueden provocar náuseas o vómitos incluyen infarto agudo de miocardio, hematomas, meningitis, obstrucción intestinal, apendicitis y tumores cerebrales.

En raras ocasiones, los vómitos pueden desgarrar la mucosa esofágica y causar sangrado, también conocido como síndrome de Mallory-Weiss. Si el esófago se rompe y se perfora, esto se llama Síndrome de Boerhaave, y es una emergencia médica.

Vómitos en el embarazo.

Durante el embarazo, pueden producirse vómitos debido a cambios hormonales. Por otro lado, el vómito recurrente puede estar asociado con una afección llamada hiperemesis gravídica, en la cual la madre puede desarrollar desequilibrios de líquidos y minerales que ponen en peligro la vida de su feto.

Vómitos en niños

Las causas más comunes de vómitos en los niños son las infecciones virales y la intoxicación alimentaria. Sin embargo, los vómitos también pueden ser causados ​​por mareos, tos y comer en exceso.

En niños muy pequeños, los bloqueos intestinales también pueden causar vómitos persistentes. Los intestinos pueden estar bloqueados por una hernia, cálculos biliares o tumores. Esto es raro, pero debe investigarse.

Vómitos adultos

La mayoría de los adultos rara vez vomitan. Cuando esto ocurre, el vómito generalmente es causado por el abuso de alcohol u otras sustancias, una infección bacteriana o viral o un tipo de intoxicación alimentaria. En algunos casos, el vómito también puede ser causado por otras enfermedades, como enfermedades cardiovasculares, neoplasias e infecciones.

Causas

Ciertos olores provocan la sensación de náuseas y esta reacción puede exacerbarse durante el primer trimestre del embarazo, aunque también puede ocurrir en personas que no están embarazadas. Las náuseas inducidas por el embarazo generalmente disminuyen en el segundo trimestre.

Las náuseas y los vómitos pueden ocurrir por separado o juntos. Las causas comunes incluyen:

  • Quimioterapia
  • Gastroparesia (mal funcionamiento de los músculos del estómago)
  • La anestesia general

  • Migraña
  • Cinetosis
  • Abuso o sobredosis de alcohol, sustancias ilícitas o sustancias tóxicas.
  • Rotavirus
  • Vértigo
  • Gastroenteritis viral
  • Intoxicación alimentaria

Hay casos menos comunes de enfermedades que pueden causar náuseas y vómitos, como:

  • Enfermedad de Addison
  • Hepatitis alcohólica
  • Anafilaxia
  • Anorexia nerviosa

  • Apendicitis
  • Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB)
  • AVM Cerebro (Malformación Arteriovenosa)
  • Hemorragia cerebral
  • Accidente cerebrovascular
  • Tumor cerebral
  • Bulimia nerviosa

  • Enfermedad renal crónica
  • Hiperplasia suprarrenal congénita
  • Enfermedad de Crohn
  • Síndrome de vómitos cíclicos.
  • Depresión
  • Cetoacidosis diabética
  • Mareos
  • Infección del oído (oído medio)
  • Convulsiones
  • Cálculos biliares
  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • Lesión en la cabeza
  • Ataque al corazón
  • Insuficiencia cardíaca
  • Enfermedad de Hirschsprung
  • Hidrocefalia
  • Hiperparatiroidismo
  • Hipertiroidismo
  • Hipoparatiroidismo
  • Isquemia intestinal
  • Obstrucción intestinal
  • Hematoma intracraneal
  • Intususcepción (en niños)
  • Síndrome del intestino irritable
  • Cáncer de hígado
  • Insuficiencia hepática
  • Enfermedad de Meniere
  • Meningitis
  • Alergia a la leche (en lactantes y niños)
  • Dolor de estómago no ulcerativo
  • Cáncer de páncreas
  • Pancreatitis
  • Gastritis
  • Úlcera péptica
  • Porfiria
  • Pseudotumor cerebral
  • Estenosis pilórica (en niños)
  • Radioterapia
  • Fibrosis retroperitoneal
  • Trastorno de ansiedad social
  • Epilepsia
  • Traumatismo craneoencefálico

Las causas que se muestran aquí se asocian comúnmente con estos síntomas, sin embargo, no significa que tenga este problema. Hable con un médico o profesional para obtener un diagnóstico preciso y consejos de atención médica.

Diagnóstico y pruebas

Buscando ayuda médica

Si sufre náuseas o vómitos, debe buscar atención médica. La mayoría de los casos de vómitos desaparecen entre seis y 24 horas después del primer ataque.

Menores de 6 años

Se debe buscar atención de emergencia para cualquier niño menor de seis años que:

  • Vómitos y diarrea
  • Mostrar síntomas de deshidratación, incluyendo piel arrugada, irritabilidad, pulso débil o conciencia reducida.
  • Tiene fiebre de más de 37.8 ºC.
  • No orinó por más de seis horas.

Más de 6 años

Los niños mayores de seis años deben recibir atención médica de emergencia si:

  • Vomitó por más de 24 horas.
  • Hay síntomas de deshidratación.
  • El niño no ha orinado por más de seis horas.
  • El niño tiene fiebre superior a 38ºC.

Adultos

Los adultos deben buscar atención médica de emergencia si experimentan alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza severo
  • Rigidez en el cuello
  • Letargo
  • Confusión
  • Sangre en el vómito
  • Pulso rápido
  • Respiración rápida
  • Fiebre superior a 38 ° C
  • Disminución de la capacidad de respuesta
  • Vómitos acompañados de diarrea.
  • Dolor abdominal severo

  • Náuseas y vómitos sin causa aparente (posibilidad de infarto agudo de miocardio)

En la cita con el doctor

Los especialistas que pueden diagnosticar la causa de las náuseas y los vómitos son:

  • Clínico general
  • Pediatra
  • Gastroenterólogo

Estar preparado para la cita puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo aparecieron.
  • Historial médico, incluidas otras afecciones que tiene el paciente y medicamentos o suplementos que toma regularmente.

Es probable que su médico le haga una serie de preguntas, como:

  • ¿Cuánto tiempo han comenzado los síntomas?
  • ¿Qué parece mejorar los síntomas?
  • ¿Qué parece empeorar los síntomas?
  • ¿Usted o su hijo han comido algo diferente en los últimos días?
  • ¿Se sospecha un embarazo?
  • ¿Qué otros síntomas hay además de náuseas y vómitos?

Tratamiento y cuidado

Cuidado

El tratamiento para el vómito (independientemente de la edad o la causa) incluye:

  • Beba grandes cantidades de agua gradualmente
  • Evite los alimentos sólidos hasta que pase el episodio de vómitos
  • Temporalmente tenga cuidado con todos los medicamentos orales que pueden irritar el estómago y empeorar los vómitos. Sin embargo, no suspenda ningún medicamento antes de consultar con su médico.
  • Si el vómito y la diarrea duran más de 24 horas, se debe usar una solución de rehidratación oral, como las bebidas isotónicas, para prevenir y tratar la deshidratación.

Los vómitos asociados con los tratamientos contra el cáncer a menudo se pueden tratar con otro tipo de terapia farmacológica. También hay medicamentos que se pueden usar para controlar los vómitos asociados con el embarazo, el mareo y algunas formas de mareos. Sin embargo, consulte a un médico antes de usar estos tratamientos.

Náuseas y vómitos: sepa cómo aliviar las molestias

Medicamentos para náuseas y vómitos

Las náuseas y los vómitos pueden tener muchas causas, por lo que el tratamiento varía según el diagnóstico establecido por el médico. Por lo tanto, solo un especialista calificado puede decirle qué medicamento es el adecuado para usted, así como la dosis correcta y la duración del tratamiento. Los medicamentos más comunes para tratar las náuseas y los vómitos son:

  • Amplictil
  • Bromoprida
  • Buscopan
  • Compuesto Buscopan
  • Cinarizina
  • Clonazepam
  • Digesto
  • Domperidona
  • Dramin
  • Dramin B6
  • Dramin B6 DL
  • Digestil (tabletas)
  • Digestil (gotas)
  • Engov
  • Epocler
  • Fenergan
  • Haldol
  • Haloperidol
  • Hixizina
  • Meclin
  • Metoclopramida
  • Motilium
  • Rivotril

Siempre siga estrictamente las instrucciones de su médico y NUNCA se automedique. No comience ni deje de usar su medicamento sin consultar primero con un médico.

Vivir (pronóstico)

Posibles complicaciones

El vómito persistente puede causar deshidratación, desnutrición y afectar el esmalte dental.

Los adultos tienen un menor riesgo de deshidratación en comparación con los extremos de edad. Los niños tienen un mayor riesgo de deshidratación, especialmente si también tienen diarrea.

Los adultos que cuidan a niños enfermos deben ser conscientes de estos signos visibles de deshidratación:

  • Labios y boca secos
  • Ojos hundidos
  • Respiración rápida
  • Pulso rápido

En los bebés, también es importante prestar atención a la disminución de la orina y las fontanelas hundidas (parte superior de la cabeza del bebé).

Prevención

Prevención

Cuando comience a sentirse enfermo, puede evitar el vómito con algunas actitudes:

  • Beba pequeñas cantidades de líquidos claros.
  • Descansa sentado. La hiperactividad puede empeorar las náuseas y provocar vómitos.
  • Evite leer o usar tabletas y teléfonos inteligentes mientras viaja, especialmente para aquellos que sufren de cinetosis.

Referencias

Ministerio de Salud

Entradas relacionadas: