Skip to content

¿Para qué sirve la vitamina E? Comprender cuándo y cómo consumir

11 Diciembre, 2019
            ¿Para qué sirve la vitamina E? Comprender cuándo y cómo consumir
La vitamina E puede prevenir la enfermedad cardíaca - Foto: Getty Images

La vitamina E es liposoluble y su función principal en el cuerpo es su fuerte acción antioxidante. Por lo tanto, este nutriente combate los radicales libres que pueden dañar las células.

Algunos estudios señalan que debido a su fuerte acción antioxidante, la vitamina E puede proporcionar beneficios tales como reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, prevenir el cáncer de próstata, la degeneración de la mácula, la enfermedad de Alzheimer y la esclerosis lateral amiotrófica. Además, la investigación ha encontrado que la vitamina E puede ser beneficiosa para las mujeres embarazadas, ya que previene la preeclampsia.

Beneficios de vitamina E

Acción antioxidante: La vitamina E destaca por ser un poderoso antioxidante. Debido a esto, funciona combatiendo los radicales libres y reduciendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares y cerebrales degenerativas.

¿Para qué sirve la vitamina E?

Bueno para el corazón: La investigación muestra que la vitamina E puede mejorar la función cardíaca al relajar los vasos sanguíneos y disminuir la formación de sustancias que pueden obstruirlos. Sin embargo, grandes estudios observacionales no han podido probar esto.

Un estudio publicado en The New England Journal of Medicine encontró que en hombres y mujeres de mediana edad, la vitamina E puede reducir el riesgo de enfermedad coronaria debido a la acción antioxidante de este nutriente.

Previene el cáncer de próstata: Algunas investigaciones señalan que la vitamina E puede ayudar a prevenir e incluso retrasar el crecimiento de tumores dependientes de testosterona como el cáncer de próstata. Sin embargo, los estudios siguen siendo controvertidos.

La investigación publicada en el Journal of The National Cancer Institute señaló que en los casos de hombres fumadores, la suplementación con vitamina E ayudaría a prevenir el cáncer de próstata. Sin embargo, los propios investigadores admiten que el estudio no proporciona resultados suficientes para que la vitamina E se recomiende a toda la población para este propósito.

Previene la degeneración macular: Los estudios sobre la relación entre la vitamina E y la degeneración de la mácula han mostrado resultados diferentes. Algunos apuntan a bajos riesgos de desarrollar el problema en personas que tienen una mayor ingesta de vitamina E, mientras que otros no muestran asociación.

Muchos aceites son ricos en vitamina E - Foto: Getty Images

Previene la enfermedad de Alzheimer: La investigación publicada en Archives of Neurology ha encontrado que la vitamina E asociada con la vitamina C, dos poderosos antioxidantes, ayuda a reducir la incidencia de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, se necesitan más estudios para probar este beneficio.

Previene la esclerosis lateral amiotrófica: Algunas investigaciones sugieren que la suplementación con vitamina E contribuye a retrasar o prevenir la ELA. La investigación en ratas encontró que la suplementación con vitamina E retrasó la aparición de la enfermedad o ralentizó su progresión. En humanos, este efecto también se ha observado, pero se necesita más investigación para confirmar este beneficio.

Bueno para mujeres embarazadas: Algunas investigaciones señalan que la vitamina E podría ayudar a prevenir la preeclampsia que ocurre en parte debido al aumento del estrés oxidativo en la placenta. Una investigación realizada con ratas por la profesora de bioquímica y fisiología Ana Dulce Oliveira da Paixão, de la Universidad Federal de Pernambuco (UFPE) observó que, en casos de madres desnutridas, el consumo de un tipo activo de vitamina E, alfa tocoferol, previene el estrés. oxidativo en la placenta materna y la hipertensión de la descendencia en la edad adulta.

Deficiencia de vitamina E

La deficiencia de vitamina E es rara en humanos. Ocurre casi exclusivamente en personas con enfermedades hereditarias o adquiridas que deterioran la capacidad de absorber la vitamina, por ejemplo, fibrosis quística, síndrome del intestino corto u obstrucción del conducto biliar y también en personas que no pueden absorber grasa en la dieta. o tiene enfermedades raras en el metabolismo de las grasas.

El diagnóstico de deficiencia es posible gracias a la historia clínica o la dosificación de laboratorio, que ocurre mediante la dosificación de una de las formas activas de vitamina E, alfa tocoferol.

Los síntomas de la deficiencia de vitamina E son: debilidad muscular, problemas de visión, cambios en el sistema inmunológico, entumecimiento, temblores, dificultad para caminar y hay investigaciones que informan infertilidad masculina.

Interacciones

Las dosis altas de vitamina E pueden reducir la absorción de vitaminas A y K. El uso concomitante con antiácidos que contienen hidróxido de aluminio disminuye la absorción de vitaminas liposolubles como la vitamina E.

Los inhibidores de la absorción de colesterol, los fitoesteroles, la colestiramina y la ezetimiba disminuyen la absorción de los tipos activos de vitamina E, alfa y gamma tocoferol. La ingesta alta de vitamina A también puede reducir la ingesta de vitamina E.

Combinaciones de vitamina E

La combinación de vitamina E con vitamina C es una gran idea, ya que ambos tienen una fuerte acción antioxidante y trabajan juntos para realizar acciones antioxidantes.

Fuentes de vitamina E

La vitamina E se puede encontrar en muchos alimentos y aceites. Nueces, semillas y aceites vegetales contienen altas cantidades de alfa tocoferol y cantidades significativas también están disponibles en vegetales de hojas verdes y cereales fortificados. Eche un vistazo a los alimentos con las cantidades más altas del tipo activo de vitamina E, tocoferol:

Comida Cantidad recomendada Valor diario recomendado de vitamina E
Aceite de germen de trigo 1 cucharada (15 g) 100%
Semilla de girasol tostada 28,3 gramos 37%
Almendras Secas y Tostadas 28,3 gramos 34%
Aceite de girasol 1 cucharada (15 g) 28%
Aceite de cártamo 1 cucharada (15 g) 25%
Avellanas Secas y Tostadas 28,3 gramos 22%
Maní tostado seco 28,3 gramos 11%

Fuente: Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), Servicio de Investigación Agrícola. Base de datos nacional de nutrientes del USDA para referencia estándar.

Cantidad recomendada

Vitamina E (mg / d)
Bebés de 0 a 6 meses 4 4
Bebés de 7 a 12 meses 5to
Niños de 1 a 3 años 6to
Niños de 4 a 8 años. 7mo
Niños de 9 a 13 años 11
Adolescentes de 14 a 18 años 15
Adultos mayores de 19 años. 15
Mujeres embarazadas 15
Lactantes 19

Fuente: Instituto de Medicina de las Academias Nacionales.

Suplemento de vitamina E

La suplementación con vitamina E debe tomarse solo bajo consejo médico. Generalmente se recomienda en casos de algunas enfermedades, como problemas de absorción intestinal, y también en dietas que restringen el consumo de esta vitamina.

Es importante destacar que la ingesta de vitamina E no debe exceder los 1000 mg por día. Una vez que se indica la suplementación, se debe tener en cuenta la dosis correcta administrada por el médico para que no haya daños a la salud.

Riesgos de sobreconsumo

No hay evidencia científica de que demasiada vitamina E de la dieta pueda causar problemas en el cuerpo. Sin embargo, la suplementación excesiva por encima de 1000 mg puede causar que la vitamina E tenga un efecto oxidante en el cuerpo. Algunos estudios iniciales han encontrado una asociación entre el aumento de la mortalidad y las dosis de vitamina E por encima de 400 mg / día.

Alimentos ricos en vitamina E

Las semillas oleaginosas son ricas en vitamina E - Foto: Getty Images

Aprende recetas sabrosas ricas en vitamina E.

Salmón con aceite de cártamo

Panqueque de aceite de cártamo

Tarta de plátano y almendras

Fuentes consultadas:

La nutróloga Daniela Gomes, coordinadora del Instituto de Metabolismo y Nutrición.

Farmacéutica Ana Dulce Oliveira da Paixão, profesora de la Universidad Federal de Pernambuco

Entradas relacionadas: