Skip to content

Siete consejos para regular el intestino de tu bebé

13 Agosto, 2020
            Siete consejos para regular el intestino de tu bebé

Al estar en un período de transformación y adaptación, el intestino del bebé es más frágil y requiere mucha más atención que un adulto. Problemas como intestino atrapado, heces secas y gases son mucho más frecuentes. "Es importante que los padres y los médicos observen cómo funciona el intestino, ya que cada niño tiene su propio ritmo", explica la nutricionista Fernanda Granja, especialista en nutrición materna e infantil, de São Paulo.

Si su bebé tiene problemas intestinales o cambios en el número y la apariencia de las deposiciones, los expertos recomiendan cambiar la dieta para que la digestión pueda ajustarse nuevamente. Consulte este y otros consejos de profesionales de la salud para que su hijo no tenga molestias.

1. Cuida a tu bebé

"El recién nacido evacua unas ocho veces al día y, con el tiempo, este número disminuye a dos o tres evacuaciones diarias", explica Andréia de Avelar, nutricionista experta de My Life, Sao Paulo. "Las heces del bebé amamantado suelen ser más livianas y pastosas".

Si su bebé tiene el abdomen distendido, intenta evacuar con demasiada fuerza o llora mucho por los calambres, puede tener un intestino atrapado. Un número mayor de lo normal de evacuaciones intestinales y heces blandas indican descomposición intestinal.

2. Alimentos que ayudan a regular la tripa pegada

Algunos alimentos ricos en fibra natural mejoran el estreñimiento. Las frutas laxantes (papaya, naranja escalfada, ciruela negra, mandarina y banana-nanica), vegetales de hoja hervida (escarola, almendra, brócoli y col rizada), okra, judías verdes, lentejas, avena y salvado de trigo son algunos ejemplos. que ayudan a aflojar el intestino atrapado.

Si el bebé ya tiene cuatro meses, la madre puede ofrecerle jugos laxantes. La nutricionista Andréia de Avelar da la receta: naranja lima, papaya, ciruela negra y harina de linaza. Batir todo en una licuadora y dárselo al bebé cuando esté estreñido. Para los bebés que toman fórmula o leche, la madre puede hervir agua filtrada con dos o tres ciruelas, colar y luego preparar la leche con esa agua.

3. Alimentos reguladores del intestino suelto

Para regular los intestinos sueltos, se pueden ofrecer jugos colados de manzana, pera o guayaba. También haga sopas con papa, mandioca, yuca, pasta, carácter o ñame.

La nutricionista Simone Freire, estudiante de doctorado en comportamiento del consumidor en Unifesp, señala que la crema de arroz, administrada con leche, puede minimizar los efectos de la diarrea.

4. Evita la flatulencia

Si su bebé está lleno de gases, evite ofrecer legumbres, como frijoles, guisantes, lentejas y garbanzos. "El azúcar también debe disminuirse o eliminarse de la dieta porque causa fermentación y dilata el abdomen", explica Simone Freire.

5. Cólico

El llanto es la señal principal de que el bebé tiene cólico. La nutricionista Fernanda Granja aconseja observar a qué hora llegó el cólico y cuál fue el último alimento ingerido. Evite los refrescos, el café, el ajo y, en algunos casos, la eliminación de leche y derivados también ayuda. Aun así, algunos bebés pueden seguir teniendo calambres hasta que tienen cuatro o cinco meses de edad. "Esto se debe a la maduración del sistema digestivo del niño, es normal", dice la nutricionista Andréia de Avelar.

6. Atención a la leche.

Con el fin de la licencia de maternidad en el trabajo, muchas madres comienzan a introducir otros tipos de leche en la dieta de su bebé para mayor comodidad. "Pero este cambio debe hacerse con mucho cuidado, ya que es importante observar la reacción a cada tipo de fórmula", explica Simone.

Las reacciones alérgicas son comunes en esta etapa. La leche, cuando no es adecuada para los niños, puede causar mucha flatulencia, estreñimiento o diarrea. Es importante tener en cuenta la dilución de estas fórmulas industrializadas. "Muchas madres tienden a producir leche más fuerte, pero disminuye la ingesta de agua y las heces se secan", explica Simone.

7. Otras técnicas

"Dejar que el bebé se suelte, moverse libremente, ayuda a regular los intestinos", dice Fernanda Granja. Los masajes abdominales y el movimiento de las piernas también pueden ayudar a eliminar los gases. Finalmente, un baño de agua tibia puede ayudar a su hijo a relajarse.

Entradas relacionadas: