Temblores: tratamientos y causas

Visión general

¿Qué son los temblores?

Los temblores suelen ser movimientos musculares rítmicos involuntarios que pueden afectar a una o más partes del cuerpo. El temblor es más notable en las manos y los brazos, pero puede afectar cualquier otra parte, como las piernas e incluso la cabeza y la voz.

Los temblores suelen ser movimientos musculares rítmicos involuntarios que pueden afectar a una o más partes del cuerpo. El temblor es más notable en las manos y los brazos, pero puede afectar cualquier otra parte, como las piernas e incluso la cabeza y la voz.

Tipos

Hay dos tipos principales de miedos:

Temblores de reposo (o estáticos)

Estos temblores aparecen cuando los músculos están en reposo, sin gravedad. El temblor puede desaparecer o volverse menos notorio cuando mueve los músculos involucrados.

Temblores de acción

Estos temblores aparecen durante la postura o algún movimiento específico, por lo tanto, siempre en oposición a la fuerza de la gravedad. Los temblores de acción se pueden clasificar en dos subtipos:

  • Voluntario (o cinético): estos temblores pueden ocurrir al final de un movimiento intencional (voluntario), como escribir, presionar un botón o estirarse para alcanzar un objeto. El temblor generalmente desaparece cuando la parte del cuerpo afectada se detiene
  • Temblores posturales: ocurren cuando mantiene el brazo o la pierna en posición durante un período contra la fuerza de la gravedad. Esto puede suceder cuando está escribiendo, sosteniendo una taza, manteniendo los brazos rectos o de pie.

Causas

El temblor puede tener numerosas causas. Ver algunos:

  • Uso de drogas o algunos medicamentos recetados
  • Trastornos cerebrales, nerviosos o relacionados con el movimiento, incluyendo distonía y diferentes tipos de neuropatía periférica (como la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth)
  • Tumor cerebral
  • Consumo excesivo de alcohol, alcoholismo o abstinencia de alcohol.
  • Bajo nivel de azúcar en la sangre
  • Esclerosis múltiple, que puede causar temblor intencional.

  • Agotamiento o debilidad muscular.
  • Envejecimiento normal
  • El hipertiroidismo puede causar temblor postural

  • Enfermedad de Parkinson: una causa clásica de temblor duradero, a menudo acompañada de movimientos lentos, rigidez muscular y marcha anormal

  • El estrés, la ansiedad y la fatiga pueden causar temblor postural.

  • Accidente cerebrovascular
  • Demasiado café u otras bebidas con cafeína

Los temblores pueden ocurrir a cualquier edad, pero son más comunes en los ancianos. A menudo las personas experimentan algún tipo de temblor cuando mueven sus manos. El estrés, la fatiga, la ira, el miedo, la cafeína y los cigarrillos pueden agravar temporalmente este tipo de temblor.

Sin embargo, un temblor que no desaparece con el tiempo puede ser un signo de una afección médica subyacente y debe ser evaluado por un especialista. Es posible que le digan que el temblor es perfectamente normal, pero es importante eliminar las causas médicas.

El temblor esencial es el tipo más común de temblor. Raramente se ve cuando no se usan las manos. Este temblor es más evidente cuando intentas hacer algo, como alcanzar un objeto o escribir. No es causado por una enfermedad subyacente. Este tipo de temblor puede ser hereditario.

Diagnóstico y pruebas

Buscando ayuda médica

Busque atención médica si:

  • El temblor empeora cuando está descansando y mejora con el movimiento, como cuando trata de alcanzar un objeto.
  • El temblor es prolongado, intenso o interfiere con su rutina y actividades diarias.
  • El temblor ocurre con otros síntomas como dolor de cabeza, debilidad, movimientos anormales de la lengua, rigidez o espasmos u otros movimientos que no puede controlar fácilmente.

En la cita con el doctor

Las especialidades que pueden diagnosticar temblores incluyen:

  • Clinica Medica
  • Neurología
  • Ortopedia
  • Reumatología
  • Endocrinología
  • Psiquiatría

Estar preparado para la cita puede facilitar el diagnóstico y optimizar el tiempo. De esta manera, puede llegar a la consulta con alguna información:

  • Una lista de todos los síntomas y cuánto tiempo aparecieron.
  • Historial médico, incluidas otras afecciones que pueda tener el paciente y medicamentos o suplementos que toma regularmente

Es probable que su médico le haga una serie de preguntas, como:

  • ¿Su temblor es regular o irregular?
  • ¿Ocurre con actividad, en reposo o cuando mantiene su mano (u otra parte del cuerpo) en una determinada posición durante mucho tiempo?
  • ¿Los movimientos son pequeños (delgados) o grandes (gruesos)?
  • ¿El movimiento es rápido o lento?
  • ¿Están afectadas ambas manos? ¿Ambas partes se ven afectadas en la misma medida?
  • ¿Se ven afectadas otras partes del cuerpo, como la voz y la cabeza?
  • ¿El temblor afecta su capacidad de usar sus manos u otras partes del cuerpo?
  • ¿El estrés emocional o la excitación agravan el temblor?
  • ¿El consumo de alcohol agrava o mejora el temblor?
  • ¿Tienes algún otro síntoma?

Referencias

Revisado por: Dr. Andre C. Felicio, Neurólogo – CRM: 109.665

Ministerio de Salud

Sociedad Brasileña de Neurología